¿Qué es el A/B testing?

El A/B testing (también conocido como prueba AB o split testing) es un método para comparar dos versiones de una página web o aplicación entre sí para determinar cuál tiene mejores resultados.

La prueba A/B es esencialmente un experimento donde dos o más variantes de una página web se muestran a los usuarios al azar, y se realiza un análisis estadístico para determinar qué variación de la página funciona mejor para la meta o conversión que se había fijado.

Todos las páginas web en internet tienen un objetivo – una razón para existir.

  • Las tienda online quieren que los usuarios compren productos.
  • Las aplicaciones web (SaaS) quieren que los usuarios se inscriban en una prueba gratuita y luego se conviertan en suscriptores, pagando.
  • Las páginas de noticias quieren que sus lectores hagan clic en los anuncios.

Todos los negocios online quiere que los usuarios dejen e ser simples visitantes, y se conviertan en algo más. La tasa a la que una página web es capaz de hacer esto es su «tasa de conversión«. Medir el rendimiento de una variación (A o B) significa medir la tasa a la cual convierte a los visitantes a los objetivos que tenía fijados.

Por ejemplo: Una tienda online puede hacer un test del color del botón de compra, y comprobar si un color más llamativo genera más ventas (tiene una tasa de conversión más alta).

¿Con qué se puede experimentar en un test A/B?

Con casi cualquier cosa en tu web que afecta el comportamiento del usuario puedes hacer un test A/B.

  1. Títulos
  2. Subtítulos
  3. Textos
  4. Texto de tu llamada a la acción (Call to action, CTA).
  5. Botón del call to action.
  6. Enlaces
  7. Imágenes
  8. Colores
    etc…

Las pruebas avanzadas pueden incluir la estructuras de precios, promociones de ventas, el período de una prueba gratuita, la experiencia de usuario, envío gratuito o con coste y mucho más.